Artículos recientes

Conociendo tu vino: La intensidad

Conociendo tu vino: La intensidad

Vino y más 0Comentarios

A todos nos ha pasado alguna vez: Tienes antojo de vino, llegas al establecimiento y te encuentras con una variedad diversidad de etiquetas y variedades, y simplemente no sabes como elegir. El encargado entonces te pregunta qué tipo de vino te gusta, y no sabes cómo describir lo que estás buscando.

En Wineux queremos que tu experiencia con el vino sea lo más satisfactoria posible, por eso, con la ayuda de nuestro sommelier, hemos desarrollado una guía práctica y sencilla para que puedas encontrar tu vino favorito, con la intensidad que realmente te gusta.

Para efectos prácticos, el vino puede ser encontrado en tres niveles de intensidad: Ligero, medio y robusto.

Vinos Ligeros

En estos vinos, es muy marcada la presencia de frutas frescas, estas pueden variar dependiendo si el vino es tinto o blanco.

En el caso de los vinos tintos ligeros, podemos encontrar sabores y aromas que nos recuerdan a fresas, cerezas, frambuesas, arándanos, moras, entre otros frutos rojos. Si se trata de un vino blanco, encontraremos notas de  frutos cítricos, manzana, durazno, piña y melón.

Los vinos ligeros son sumamente refrescantes e ideales para disfrutarse por sí solos pues son sumamente fáciles de beber, o con snacks y alimentos poco elaborados. Disfrútalo en ocasiones informales.

Vinos Medios



Los vinos medios pasan por un período de crianza (hasta 12 meses en barrica), por lo que de seguro han ganado una mayor complejidad en sus sabores y aromas. La fruta se mantiene presente en estos vinos, pero no de manera fresca, sino más bien, recordándonos a mermeladas y dulces de fruta. Imagina que pasas por la sección de repostería de un súper, ese es básicamente el aroma que deberías sentir.

Estos vinos pueden ser disfrutados por sí solos, sin embargo, te recomendamos disfrutarlos con platillos no muy condimentados.

Vinos Robustos 



Estos vinos han pasado por una crianza mayor a los 12 meses en barrica, dando como resultado, una bebida más intensa y realmente compleja.

En el caso de los vinos robustos, las notas frutales continúan presentes, solamente que en forma de frutos secos, como arándanos o uvas pasa, orejones de durazno o manzana seca. No podemos dejar de lado el papel de la barrica, que aporta mucha elegancia gracias a las notas con elementos como vainilla, coco, chocolate, tabaco, especias y madera. 

Se trata de vinos con mucho cuerpo, por lo que van genial con platillos más complejos y condimentados, el tipo de alimentos que encontrarías en una cena formal.

Esperamos que con esta sencilla información, puedas encontrar tu vino favorito, estamos seguros que está esperándote en Wineux. 

Tags: vino